Séptima Entrada

Septima Entrada

OTRO.- El que MLB haya descubierto a un jugador más consumiendo sustancias prohibidas, no deja de llamar la atención aunque no será el último en ser sorprendido tratando de hacer trampa y mejorar su rendimientos, en este caso con el bat. 80 juegos de suspensión debe ser algo que les duela a Starling Marte, patrullero de Piratas de Pittsburgh que regresará hasta después del Juego de Estrellas, pero eso sí, no podrá participar en una eventual postemporada de los filibusteros.



NO.- Aun cuando MLB se ha portado estricto en la vigilancia, de unos años a la fecha, no ha faltado un jugador que se arriesgue a ser sorprendido y quiera pasarse de listo. Buscan, a como dé lugar, mejorar su rendimientos que de por sí es bueno, pero no se conforman con ello, pretenden ser súper estrellas del mejor béisbol del mundo. Es una verdadera lástima.
DE NUEVO.- También es de llamar la atención que de nuevo aparezca en escena un elemento de la República Dominicana. No tenemos a la mano el dato, pero ya son algunos quisqueyanos que han caído en la tentación y son descubiertos. ¿Seguirán cayendo en la tentación?. El tiempo, apenas, nos dirá si efectivamente se arriesgan y quieran buscar verles la cara a los encargados de realizar los exámenes correspondientes.
ARREPENTIDO.- Por supuesto que Starling se encuentra, en estos momentos, arrepentido de lo que hizo. Y ofrece disculpas a todo mundo. A compañeros, dueños, familiares y al mismo béisbol al que siente ha ofendido por algo que, asegura, no estuvo a su alcance, aunque la verdad, será difícil que alguien le crea. Pero lo más seguro es que no lo vuelva hacer.
AQUÍ.- Lo anterior nos obliga a voltear a nuestro béisbol. Al mexicano, evidentemente. En LMB han sido rigurosos en este aspecto de unos años a la fecha. No les ha temblado la mano para aplicar rigurosos castigos a los que caen en esto de buscar rendir más a costa de sustancias prohibidas. Año tras año, el béisbol de verano ha demostrado que pretende limpiar al deporte rey, aun a costa de exhibir, a veces aunque no siempre, a elementos que insisten en meterse algo prohibido.
VARIOS.- Algunos jugadores no han comenzado a jugar este verano con sus respectivos equipos. Suspensiones de 50 juegos han recibido y, por supuesto, tienen que apechugar ante el comentario generalizado pues en ocasiones es para extrañarse cómo jugadores con sobrada experiencia, han caído en la tentación en busca de alargar su carrera, tal vez.
TURNO.- Aunque ha habido una respuesta, en el béisbol de invierno, cuando han sido cuestionados, la verdad es que urge una respuesta más categórica. No es solamente aplicar sanciones firmes a los que caen en sustanciad prohibidas, no, urge que sean aliados a los de verano. Si bien es cierto que esta es una liga autónoma, no deja de criticarse que jugadores sancionados en aquel béisbol, aquí vengan y jueguen muy quitados de la pena.
SÍ.- Hay razón cuando se escuchan quejas de los de LMB sobre los de la pelota inviernal, cuando dicen que no se unifican. En otras cosas no estamos de acuerdo con los de verano, pero en esto sí que le vemos razón. Se trata de buscar la manera de limpiar al béisbol mexicano y si no unifican criterios, al menos en este aspecto, las cosas seguirán rumbos distintos.
MAL.- O diga usted si no. ¿Cómo es posible que algunos con sanciones en el béisbol veraniego reporten a LMP y jueguen como si nada hubieran hecho?. Eso no es bien visto por muchos aficionados de todas las plazas. Critican a los sancionados, sean o no de sus equipos. También critican a la presidencia de la liga. Y ni decir que les falta razón.
LIMPIOS.- Por el bien del béisbol, la LMP debe ser rigorista en ese aspecto. No dejar pasar por alto a ningún jugador que haya salido con su “domingo siete”. No es posible tanta complacencia, por más popular o exitoso que sea el jugador. De otra forma, no podrá limpiarse el béisbol. Urge, entonces, se tomen medidas más fuertes, más enérgicas.
LE FALTA.- Normalmente ponderamos los logros conseguidos por el licenciado Omar Canizales Soto. Ha hecho mucho, desde su llegada a la presidencia, por el circuito invernal. Ha levantado bastante a la Liga. Sin embargo, no debe seguir permitiendo que jugadores castigados en verano, jueguen aquí, sin aplicarles la sanción correspondiente con todo y que el pecado no lo hicieron en esta liga. Pero se convierte en cómplice al dejarlos jugar después de que se ha demostrado que no están limpios. Ya veremos cómo procede, próximamente.
¡¡HASTA MAÑANA!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.