Séptima Entrada

Septima Entrada

DE NUEVO.- Carlos “Chapis” Valencia vuelve a caer en el error y reprueba el examen antidopaje que LMB lleva a carta cabal y se hacer acreedor a otra suspensión. Ahora por cien juegos. El segunda base jugó para el equipo de León que ayer celebró el juego del “comodín” ante los Rojos del Águila de Veracruz en el puerto, en busca de avanzar en postemporada.



LÁSTIMA.- ¿Qué es lo que sigue en la carrera de Valencia?. Una carrera que, hasta en su recta final, iba bien antes de las suspensiones. Para empezar, la temporada del 2018, en LMB, parece que se termina para él. ¿Querrán los directivos de Yaquis seguir con los planes de tenerlo la última temporada el invierno próximo?. Mire usted que es el último jugador “histórico” que queda de aquel glorioso episodio que significó tres títulos seguidos.
EL NÚMERO.- Al “Chapis” lo galardonaron retirándole el número antes del final de su carrera. Normalmente se estila que hasta ya en el retiro, le brinden un homenaje, con sus excepciones por supuesto. En fin, el jugador ha quedado mal con la directiva que lo apoyo hasta en eso.
NADA.- Hace tiempo, en este espacio dijimos que la directiva quedó a deber a Alfredo Amezaga antes de cambiarlo en la recta final de su gran carrera. El “Fello” tuvo un título de bateo, fue el mejor en algunas campañas robando bases. Normalmente venía a jugar aun estando en MLB. Fe un líder dentro del equipo. Y lo cambiaron sin brindarle un homenaje.
PACIENCIA.- Usted sabe que algunos estelares que aún están vigentes, se fueron a otros equipos. Unos por la puerta de atrás. Pero con Valencia hubo mucha paciencia. Tanta, que hace dos años no pensaron en que su carrera iba ya en declive. Prefirieron cambiar a Venados a Esteban Quiroz que estaba llamado a ser el que buscara llenar los spikes del “Chapis.
NO HAY.- Sería, consideramos, un garrafal error de la directiva de Ciudad Obregón, traer a jugar a Valencia. Por más que sepamos que aquí no se siguen los lineamientos de LMB, es decir, no hay un seguimiento a la hora de aplicar el mismo criterio, pues sanciones de allá, no se toman en cuenta aquí. Ejemplos hay varios, no tiene caso repetir esos nombres.
CANDIDATO.- Rickie Rodríguez es un jugador que ha hecho lo necesario para ser uno de los fuertes candidato a Novato del Año con Pericos de Puebla. Tal vez alguien alegue que es un jugador con las dos nacionalidades, es decir, no es nativo mexicano. Pero es mexicano y de ser votado, no debe impedimento. Veremos qué sucede con este jugador.
AQUÍ.- En LMP, hace ya muchos años, en la temporada 1974-1975, vino un importado de nombre Elliot Wills con Naranjeros, bateó .244, produjo 21 carreras y se fue para la calle en dos ocasiones. Nada impresionante, pero eran tiempos que se protegía mucho todo lo que oliera a Naranjeros. Le dieron el nombramiento de Novato del Año siendo un extranjero. Nunca se había dado un caso así, ni se ha dado.
ASISTENCIA.- Analizando el reporte de entradas a los estadios en LMB, ya que finalizó el rol regular, notamos las flojas entradas en algunas plazas donde ya se sabía que no acudían con regularidad los seguidores de los equipos. Y en peor de todos fue nada menos que Olmecas de Tabasco que promediaron 1,417, le siguió Guerreros de Oaxaca con 2, 435, Diablos, 2, 503 y Rieleros de Aguascalientes con 2,661.
NORMAL.- Las plazas que más asistencia reportaron, fueron la de Monterrey, Tijuana, Mérida y Monclova, evidentemente plazas ganadores con equipo que fueron los que avanzaron a playoffs en la zona norte, a excepción de Leones que fueron líderes en el sur.
PROMOCIÓN.- Todos sabemos que la mejor promoción para llevar afición a los estadios, es que el equipo sea ganador. En Monclova no habían tenido el promedio que tuvieron este año en calendario regular. Pero ahora que les dieron un buen conjunto, la afición se volcó a las taquillas. Y así suele suceder en las distintas plazas donde se practique el deporte rey.
BIEN.- Hay excepciones, no crea usted, Saltillo tuvo en su equipo, Saraperos, un conjunto mal planeado, que desde el inicio de temporada se vio que no levantaba. Aun así, tuvieron promedio de más de cinco mil seguidores. Es decir, con una mejor escuadra, ya se imaginarán. Hay, sin duda, una excelente afición.
MAL.- En cambio en Aguascalientes, con un equipo bien balanceado que siempre estuvo en la pelea, tuvieron un bajo promedio de menos de cuatro mil seguidores. Ya es postemporada, debe mejorar la asistencia.
¡¡HASTA MAÑANA!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.