"De Pisa y Corre": de Juan Carlos Torres

Podrán decirme lo que quieran pero, desde que se llevan refuerzos a la Serie del Caribe y no al equipo campeón con el roster tal cual como se coronó, no ha habido un año en el cual no exista polémica sobre el por qué se llevó a tal o cual jugador.



Siempre van a faltar nombres, se estará en desacuerdo con algunos, y cuando están en la competencia si salen mal las cosas se les recordará, si terminan con un campeonato, nadie los tendrá en mente.


Recordemos que, para integrar al representativo de la LMP en la Serie del Caribe, se tienen consideraciones tales como la gente que está disponible y el presupuesto para el equipo, esto es una selección de peloteros en base a lo que tiene de idea el manager y se adapten mejor a una filosofía que tiene, no es un reconocimiento a lo que hizo en la temporada, para hacer eso ya están los juegos de estrellas, para entender el porqué del armado de un equipo recordemos que hay que pensar como gerentes generales o como dirigentes, no solamente como aficionados y tomar decisiones con el corazón.


Cuando menciono a la gente que está disponible, se trata de algo complejo tales como permisos con las organizaciones a las cuales pertenecen en el verano, planes del jugador, si alguien está con alguna lesión, ritmo de juego, entre otros.


En cuanto a roster, los Tomateros demostraron que tenían con qué para pelearle a cualquiera de tú a tú con una banca muy profunda que quizás solamente necesitaba una o dos adiciones más para redondear su roster.


Vámonos paso a paso para analizar el roster, para pitchers abridores, si bien es cierto que no contará con Anthony Vásquez que fue su abridor número 1 para los Play Offs, seguirá contando con el derecho abridor más confiable que tuvo en la temporada en la persona de Edgar González, y reforzarse con Rolando Valdez que estuvo intratable en la temporada, así como Barry Enright y el zurdo Miguel Peña, sumándose tentativamente como relevistas largos Sergio Mitre y Aldo Montes, tendrá material para elegir, aunque también se entiende que haya quien diga que quería ver a Luis Alonso Mendoza con el equipo o a otros elementos, pero de que se tiene material de primera línea, no es algo que esté en discusión.


En el bullpen tampoco contará con su cerrador Chad Gaudin, pero ¿le harían el feo a Ryan Kussmaul o Daniel Moskos para que baje la cortina en su equipo? En redes sociales Sergio Romo expresó el haber estado esperando el llamado para integrar al equipo, hubiese sido una gran vitrina para éste pero, ¿ya se olvidaron que el año pasado dejó al equipo por ir a arreglarse con los Dodgers? ¿No creen que tengan esto en mente y que se quiera evitar el tener una plaza menos como relevistas cuando existen otros que no lleguen a tener estas limitantes? Es una simple duda, no un así es.


Quizás lo que sorprende es que se tenga la incorporación de Gabriel Gutiérrez en la receptoría, considerando que Román Alí Solís manejó bien al picheo guinda y posee un gran brazo para sacar corredores en las colchonetas.


El infield básicamente se mantiene con la misma base que tenía, recordar que José Guadalupe Chávez no vio casi acción y que no podía jugar a la defensiva, se pedía un short stop que fuera un poco más confiable a la defensiva y Paul León cumplía con el perfil.


Los reclamos podían tener eco en muchas personas pero, ¿vieron cómo le gusta armar al Benji Gil sus equipos y la forma en la cual se desarrolló durante la temporada? Al manager campeón le gustaba estar alternando a zurdos y derechos en el line up, por algo eligió a Fernando Pérez en su momento como refuerzo ya que podía batear por el lado de los zurdos; aplica algo similar en esta ocasión al tener a Walter Ibarra que se para por ambos lados de la caja de bateo en lugar de Paul León o inclusive por encima del Manny Rodríguez en vez del mismo Pérez.


La dosis de poder que le hacía falta la tendrá con el Jesse Castillo, primera base zurdo que podrá hacer una buena mancuerna con Joey Meneses al turnarse la inicial o que alguno de ellos sea el designado.


Para los jardines... de esa zona mejor ni hablamos, de los cuatro seleccionados, cuatro de ellos pueden ser sin problemas el jardinero central y primer bat en cualquier equipo con Justin Greene, Rico Noel y Chris Roberson.


En el estadio Charros la bola vuela sabroso, pero además se tiene un césped artificial que hace que el bote sea más bravo y que aquellos que no estén acostumbrados a esa superficie puedan llegar a cometer pecados que con esa velocidad un sencillo puede convertirse en un triple.


Analizando uno por uno, el roster del representativo de la LMP se ve muy balanceado sin dejar huecos que sean para considerar, como para exigirle que sea campeón.


Esperamos sus comentarios, estamos a la orden en el twitter@JKrlos_Torres y el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. de antemano gracias por el tiempo dedicado para leernos, aunque sea... De pisa y corre.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.