"Estrellas Del Béisbol" de Héctor Barrios Fernández

En mi más reciente entrega, dije que este artículo era solamente para aficionados Yankees de hueso colorado, advierto que ésta también, sólo que muy colorados, coloradísimos. También para los que querrán sumarse a las filas Yankees, pero tal vez primero quieran saber en lo que se están metiendo o simplemente para los que quieran estar enterados de un poquito de lo que ha sido la gran historia de los Yankees de New York.



Cinco anillos de Serie Mundial para los del Bronx. ¡Increíble!

 

La tradición de dar medallas, prendedores, anillos u otros recuerdos a los miembros de un equipo campeón en el béisbol, viene de mucho tiempo atrás.

Los jugadores de los “Grises” de Providence en 1879, recibieron una insignia de oro después de ganar el título en esa temporada. La actriz Helen Dauvay otorgó medallas a los ganadores de las series de campeonato entre los campeones de la Liga Nacional y la American Association entre 1887 y 1890.


Los anillos fueron otorgados por primera vez a los ganadores de la Serie Mundial a principios de los 1920s y llegó a ser un rito anual a partir de la serie de 1932.


Ninguna franquicia ha tenido más anillos de Serie Mundial, diseñados con su nombre y logotipo que los Yankees de New York.


El anillo diseñado para los campeones Yankees de 1953, destaca en oro el número “5,” rodeado de diamantes, con él se honró al equipo por el hecho sin precedentes de ganar cinco Series Mundiales en forma consecutiva. Su manejador Casey Stengel estuvo al timón de los Yankees en esos cinco títulos, además otros dos en los siguientes cinco años. El receptor Yogi Berra recibió la cantidad record de 10 anillos de Serie Mundial en su carrera como miembro de los Yankees, la mitad de ellos obtenidos de 1949 a 1953. Además de Berra, otros 11 jugadores se vistieron a rayas en ese trecho de cinco años. En ese selecto grupo se incluyen al parador en corto Phil Rizzuto, a los jardineros Hank Bauer y Gene Woodling, así como también a los lanzadores Eddie Lopat, Vic Raschi y Allie Reynolds.


La escuadra de 1953 tuvo 99 victoria en temporada regular, el mayor número en ese tramo de cinco temporadas y además fue líder en la liga tanto en el mayor número de carreras anotadas como la menor cantidad de carreras permitidas. En las Serie Mundiales de esos años, los Yankees vencieron a los Dodgers de Brooklyn en tres de ellas (1949, 1952 y 1953).


Stengel había arrancado su reinado como estratega de los Yankees con 97 victorias en la temporada de 1949, asegurando el banderín el último día de la temporada, después de una memorable carrera contra los Medias Rojas de Boston. Los Yankees batallaron con lesiones durante todo el año, contando con algunos remanentes de los cuatro títulos del manejador Joe McCarthy de 1936 a 1939, incluyendo a los veteranos Joe DiMaggio, Tommy Henrich y Charlie Keller.

 

Pero Stengel tuvo un nuevo lote de estrellas en Berra, Rizzuto, Bauer, el segunda base Jerry Coleman y otros. La rotación de inicialistas compuesta por Raschi, Lopat, Reynolds y Tommy Byrne se combinó para ganar 68 juegos. El zurdo Joe Page ganó 13 y salvó otros 27 como el cerrador del equipo, un papel relativamente nuevo en los cuerpos de lanzadores de los cuales Page fue uno de los pioneros.


Berra firmó con la organización de los Yankees en 1943, pero no participó en las Grandes Ligas hasta a finales de 1946. Llenando los zapatos de “la muralla” Bill Dickey, Berra rápidamente se estableció como uno de los más grandes receptores de todos los tiempos.


Fue nombrado al Juego de Estrellas en 15 ocasiones en forma consecutiva y ganó tres títulos de “jugador más valioso,” incluyendo los honores en dos temporadas consecutivas (1954 y 1955). Disparó 358 cuadrangulares, 305 de ellos como receptor, por cierto en ese tiempo fue un record para defensores de eso posición. En total, Yogi jugó para 14 equipos campeones en New York.


Como novato, Phil Rizzuto fue miembro de los campeones mundiales Yankees de 1941. Fue una estrella del equipo en otro título ganado en 1942 y después se perdió las siguientes tres temporadas al enlistarse en las fuerzas navales de su país. Pasó 11 temporadas más con los “Bombarderos” después de la guerra, ayudándolos a ir a ocho Series Mundiales en ese tiempo. Mejor conocido por la perspicacia de su fildeo en las paradas cortas, su mejor promedio de bateo fue de .324 en 1950 y fue el jugador más valioso de la liga en ese año.


Aún con este sólido trabuco, el gerente general George Weiss, trajo nuevo talento para mejorar la alineación año tras año. Cuando “Joltin Joe” colgó los spikes después de ganar el título en la temporada de 1951, otra futura leyenda estaba ya rondando por los jardines del estadio de los Yankees, Mickey Mantle.


Un novato de 19 años de edad en 1951, Mantle conectó 13 cuadrangulares en 96 juegos. Mickey se lesionó su rodilla en la Serie Mundial y esa lesión le afectaría por toda su carrera. A pesar de esa lesión, su carrera duró 18 años, durante los cuales Mantle disparó 536 cuadrangulares, ganó tres títulos de jugador más valioso, ganó la triple corona de bateo en 1956 y en ocho ocasiones sobrepasó el 1.000 con corredores en posición de anotar. Por si fuera poco, impuso el record de 18 cuadrangulares en Serie Mundial.


El peleador segunda base Billy Martin fue un novato en 1950 y para 1952 había desbancado a Jerry Coleman, quien había estado en el juego de estrellas de 1950. Martin tuvo una gran presencia con los Yankees en la primera mitad de los 1950s, tanto dentro como fuera del campo. Fue el héroe en la Serie Mundial de 1953, produciendo ocho carreras y bateando para porcentaje de .500 en los seis juegos que duró la serie. Billy fue también el compañero favorito de Mickey Mantle en las parrandas. Esto último, apuró la partida de Martin del Bronx, recordemos que fue transferido a mediados de la temporada de 1957.


En 1951, los Yankees contaron con el novato del año de la Liga Americana Gil McDougald. Un bateador de .306 en su primer año como jugador de Grandes Ligas, su cantidad de cuadrangulares fue de doble dígito en sus primeros ocho años de carrera. También fue líder del equipo con 7 carreras empujadas en el Clásico de Otoño que los Yankees ganaron a los Gigantes en 1951.


No siempre se trajo talento joven al equipo, a finales de la temporada de 1949, Weiss compró a Johnny Mize a los Gigantes y Mize se mantuvo como Yankee hasta 1953. El veterano slugger, nueve veces miembro del equipo de estrellas de la Liga Nacional, dio un poder extra a la alineación de los Yankees. Conectó tres cuadrangulares y produjo seis carreras en la Serie Mundial de 1952.


En la loma de los disparos, Raschi, Lopat y Reynolds estuvieron cosechando victorias para los “Mulos” cuando éstos estuvieron peleando por lograr su quinto título mundial en 1953. Aunque para entonces, había un nuevo “as” en el pueblo. Después de tener un impresionante record de 9-1 como novato en 1950, el zurdo Whitey Ford regresó de su servicio militar dos años más tarde y consiguió 18 victorias en 1953, poniéndose en camino a convertirse en el mejor lanzador de la franquicia. Dos veces fue el rey en el departamento de carreras limpias admitidas, fue el máximo ganador de juegos en la liga por tres ocasiones. Un .862 de porcentaje en ganados y perdidos (25-4), le ayudó a adjudicarse el trofeo “Cy Young” en 1961. Whitey Ford ganó su primer juego iniciado en postemporada en 1950, fue contra los Filis de Filadelfia y posteriormente implantó un record de 10 juegos ganados en Serie Mundial durante su carrera.

 

En la historia de la franquicia más ganadora en el béisbol, ningún lanzador ganó más juegos (236) que Edward Charles “Whitey” Ford.


La historia de completo dominio de los Yankees no finaliza o comienza con ese tramo de cinco años de 1949 a 1953. Los Yankees habían ganado cinco títulos de la Liga Americana y cuatro Series Mundiales en los 1940s. Después que la racha se cortó en 1954, a pesar de haber ganado 103 juegos, los Yankees procedieron a ganar nueve títulos de la Liga Americana en las siguientes 10 temporadas. Aunque tuvieron un “mediocre” record de 4-5 en esas Series Mundiales, esto marcó la culminación de una inmensa carrera de éxitos. En 18 años, de 1947 a 1964, New York ganó todos los títulos de la Liga Americana, con excepción de tres.


Los once títulos que los Yankees capturaron en menos de dos décadas, son tantos como los que otra franquicia ha ganado en más de un siglo de competencias en Series Mundiales.


Ampliamente le recomiendo dar click en: www.beisboldelosbarrios.com

y a su derecha entrar a GRANDES EQUIPOS y verá que buenos temas o también frases de Yogi en: http://beisboldelosbarrios.com/index.php/cantinflismos-yogismos-i-parte/

y ya entrados de una vez la segunda parte, http://beisboldelosbarrios.com/index.php/cantinflismos-yogismos-y-mas-ii-parte/


Espero sus valiosos comentarios en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.