"Con La Huella de LMP": Colaboración Especial de Jesús García Nícola

Ya son 60 años de rica historia del circuito invernal, cuyo trayecto a estado lleno de aciertos e imprecisiones que a su vez han dejado huella para bien o para mal, y tal como acontece en toda longeva organización el peligro latente que todo se desmorone se ha hecho presente esto se resume en: mudanzas de franquicias, problemas económicos y hasta restricciones ajenas a la liga.



Eso no ha sido impedimento para que el arranque de la Liga Mexicana del Pacifico siga siendo la época más esperada y el pasatiempo favorito de una región del país que refleja en este deporte un estilo de vida, nos referimos concretamente al Noroeste de México.


Afortunadamente para este sector del país y ahora Jalisco,  se cuenta con un buenos niveles de audiencia, mercadotecnia y asistencia, es decir finanzas sanas que vaticinan una consolidación a largo plazo, algo muy distinto a 1982 cuando se tuvo que jugar con puros mexicanos o a 1994 que tuvieron que hacer milagros para que el espectáculo continuara, ambos casos fueron repercusiones de unas de las tantas crisis a nivel nacional que se han presentado.


Una de las claves para que este circuito siga vigente en el gusto de su afición ha sido la minuciosa selección de sus peloteros que gracias a las facilidades que brinda su calendario es que pueden echar mano de prospectos importados y nacionales con muy buenas credenciales que los colocan con un pie en la gran carpa o bien de ligamayoristas que prestan sus servicios para venir a reforzar en la recta final de la campaña.


Hasta ahí todo es “miel sobre hojuelas”, y efectivamente se dan ambas situaciones. Pero momento, que se siga dando no quiere decir que se dé a montones como en algún momento solía ser.


Realmente los tiempos en los que esperábamos diciembre no precisamente por navidad ya pasaron a la historia, si bien es cierto que siguen reportando jugadores con etiqueta del “big leaguers” ya no lo hacen en racimos cómo se estilaba. Muchos recordarán cuando se anunciaba la llegada de esos peloteros lo cual era un aliciente para asistir al parque de pelota ya sea para aplaudirlos, pedirles un autógrafo o abuchearlos según sea el caso, pero siempre se tenía en mente ese agradecimiento por venir a jugar no por necesidad económica sino por gusto y ayudando a mejorar el nivel de la liga.


Cómo olvidar esos tiempos en lo que reportaban casi al mismo tiempo Vinicio Castilla, Karim García, Erubiel Durazo, Dennys Reyes, Rodrigo López, Elmer Dessens, Luis Ignacio Ayala, sólo por mencionar a algunos.


Las restricciones impuestas por la fatiga extrema han complicado el panorama para que nuestros paisanos vean acción en nuestro país, sobre todo para los lanzadores que una vez superada la cuota de entradas les niegan toda posibilidad de participar en invierno, en el caso de los bateadores aparentemente hay más flexibilidad, el detalle es que a fin de cuentas las organizaciones de Grandes Ligas pueden parar al pelotero si así lo consideran necesario.


Los tiempos en los que las ligas de la confederación del caribe servían de “fogueo” para estos prospectos ya se terminaron. El proceso natural en algún momento era que tanto el mexicano como el extranjero tenían que pasar por la aduana invernal,  ahí se afinaban algunos detalles y posteriormente debutar en el mejor beisbol del mundo. Es por ello que muchos históricos en Grandes Ligas alguna vez jugaron por estos rumbos.


Equipos como Charros de Jalisco y Naranjeros de Hermosillo siguen contratando buen material de ligas menores, cosa que de resto de los equipos no se puede decir lo mismo, cierto que todos cuentan con alguno de esas características, pero ya no con la cantidad de hace algunos años.


La razón es muy simple y puede sonar lógica, hay peloteros de ligas independientes con excelentes resultados que en el papel cobran menos y por si esto fuera poco tienen disposición para jugar toda la temporada, además de ellos, hay jugadores que ya residen en nuestro país algunos hasta se naturalizaron otros de igual manera llevan muchos años jugando en los circuitos más importantes y conocen muy bien el beisbol mexicano, ¿entonces cuál es el caso del pelotero de liga menor?, para empezar que vengan de ese nivel no es garantía de éxito, vienen con todo tipo de restricciones y muchas veces no se respetan los acuerdos y los paran antes, es cuando coloquialmente decimos “y alégale al umpire”.


Con todo y objeciones seguimos defendiendo el buen nivel que aún prevalece. La evolución natural en todo deporte siempre nos ha regalado la posibilidad de ver a buenos peloteros sin importar la época que acontezca.


Lo que los románticos del beisbol argumentan en gran parte los asiduos desde hace varias temporadas es precisamente la poca calidad del extranjero y los pocos representantes mexicanos en la tierra del dólar, y peor aún, los pocos que vienen a jugar para acá.


Por un lado no es culpa de La Liga Mexicana del Pacífico que exista la fatiga extrema, por otro lado es innegable que cada vez son menos los representantes aztecas en el país vecino por ende son menos los que vienen a estos lares, en cuanto al tema de los importados ya no vemos a esos jugadores debutando en invierno y en poco tiempo destrozando las Ligas Mayores.


Para darnos una idea de la calidad de jugadores que alguna vez pasaron por esta liga, nos dimos a la tarea de hacer una lista de todos aquellos que no conformes con llegar a tierra prometida se dieron el lujo de poseer records históricos en algunas franquicias de Ligas Mayores y para no contrarrestar tres de ellos son miembros del Salón de la Fama de Cooperstown.

 

Luis González mejor conocido como el “gonzo” es sin duda una referencia en el bateo de una de las novenas más jóvenes en la gran carpa, desde que los Diamantes de Arizona debutaron en 1998 no existe un bateador que tenga más marcas dentro de la franquicia.


González jugó para los extintos Potros de Tijuana en la temporada 90-91, fue precisamente en esa campaña que los fronterizos se coronaron, para sorpresa de todos ya no participaron la siguiente campaña y ya jamás regresaron al circuito invernal.


Este “angelito” posee la marca de más juegos jugados con 1194, turnos al bat 4488, carreras anotadas 780, hits 1337, dobles 310, jonrones 224, carreras producidas 774, un slugging de .529 y recibió 650 bases por bolas.


Sin duda el momento más importante de su carrera fue cuando conectó el batazo del gane en aquel séptimo juego de la Serie Mundial del 2001, ese imparable se lo dio nada más y nada menos que al mejor cerrador de todos los tiempos que es Mariano Rivera, así Arizona conseguía su único título de Serie Mundial en su historia, ese clásico de otoño contra Yankees de Nueva York queda en la memoria como uno de los más emocionantes de los últimos tiempos.


Las marcas del Gonzo se ven amenazadas por Pual Goldschmidt, actualmente cuenta con 30 años de edad y ya le pisa los talones en prácticamente todas las marcas. Una de las más cercana es la de cuadrangulares, el primera base de Diamantes cuenta con 189 cuadrangulares, está a solo 36 de ser el líder en ese rubro no suena nada descabellado para alguien que en 7 temporadas ha superado los 30 bambinazos en 3 de ellas y al momento que se escriben estas líneas lleva 13.


Jorge De La Rosa. Si usted pensaba que en esta lista no iba a haber mexicanos estaba usted en un error. Para sorpresa de muchos el regiomontano es líder histórico en ganados y ponches en los Rockies de Colorado esto se puede considerar un doble mérito si tomamos en cuenta que el Coors Field en Denver es un terror para los lanzadores debido a la facilidad con que vuela la pelota.


De La Rosa debutó con Naranjeros de Hermosillo en 1999 ahí participó hasta el 2008, actualmente juega para los Diamantes de Arizona desempeñando el rol de relevista, con su anterior equipo ganó 86 juegos y recetó 985 ponches en 9 temporadas, el segundo lugar de la franquicia en abanicados es Ubaldo Jiménez con 773 lo cual significa como dijéramos coloquialmente para que alguien lo alcance va a pasar un buen rato.


Larry Walker. Continuando con Rockies de Colorado y Naranjeros de Hermosillo, ahora tenemos al canadiense Larry Walker este jardinero zurdo y de gran poder jugó para los de la capital de Sonora en la temporada 87-88, en 1989 debutó con los ya desaparecidos Expos de Montreal pero fue en Denver en el paraíso del bateo donde marcó una época gloriosa en cuanto a bambinazos se refiere formando parte de los bombarderos de la calle Blake mote que se le dio a él y tres de sus compañeros gracias a su gran poder. Además de Walker en esta lista estaban el venezolano Andrés Galarraga, Dante Bichette y el orgullo de Oaxaca Vinicio Castilla, pero es precisamente el bateador zurdo ex naranjero quien tiene el mejor promedio de bateo en la historia de este equipo con .334.


Erick Young. Para no variar continuamos con Rockies de Colorado en esta ocasión hablaremos del jugador con más robos en la historia de este conjunto desde su primera temporada en 1993.


El sitio de honor es para el ex Tomatero Erick Young, este veloz pelotero participó para los guindas en la temporada 92-93, en cinco temporadas con Rockies estafó 180 bases, su más cercano perseguidor es el ahora estrella jardinero central Charlie Blackmon que cuenta con 119 aunque a decir verdad su tendencia de robos ha ido a la baja de robar 43 bases en el 2015 pasó a solo 35 del 2016 a la fecha.


Rickey Henderson. Quizás el más conocido dentro de esta lista este jugador tremenda amenaza de lanzadores y receptores es de los pocos ex jugadores de LMP que son miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, otros que son parte de este selecto grupo son: Dave Winfield y Mike Piazzaforma.


Este gran jardinero con mercurio en los spikes tuvo su época de gloria con Atléticos de Oakland donde lidera en carreras anotadas con 1270, 867 bases robadas y 1227 bases por bolas recibidas.


Por si fuera poco no sólo con los californianos dejo marcas personales, si usted es amante de las estadísticas y de los marcas históricas se va a dar cuenta que nadie en Grandes Ligas ha anotado más carreras ni robado más bases que este señor en total anotó 2295 veces y robó 1406 bases.
Henderson fue parte del primer campeonato de Mayos de Navojoa en enero de 1979.


Teodoro Higuera. Tenemos a otro mexicano en la lista se trata del sinaloense Teodoro Higuera sin duda uno de los lanzadores más importantes en la historia de Cerveceros de Milwaukee con ellos ganó 94 juegos en nueve temporadas y compitió en la terna para novato del año en 1985, en el rubro de la efectividad nadie le gana al mochiteco y a su 3.61 en carreras limpias admitidas, su mejor temporada fue en 1986 dejando números de 20 ganados y 11 derrotas.


Higuera participó con Algodoneros de Guasave, Cañeros de Los Mochis y Tomateros de Culiacán con cada uno de ellos en década distinta.


Higuera no es el único paisano en dejar huella con el conjunto de Wisconsin, si de ponches se trata Yovani Gallardo posee la marca con 1226, el nativo de Michoacán no ha lanzado en ninguna liga en México. Hasta ahorita todo su recorrido por los diamantes ha sido en Estados Unidos.


Adrián González. Ciertamente él no lidera en ninguna estadística hacemos mención porque el tijuanense por adopción dio 161 cuadrangulares en su estadía con Padres de San Diego que lo colocan como el segundo lugar de todos los tiempos, cuando emigró a Boston en 2011 el toletero contaba con sólo 28 años de edad estaba a solo tres cuadrangulares de superar los 163 de Nate Colbert, ¿se imagina usted que hubiera pasado si se queda con Padres de San Diego? Yo también.


Recordar es volver a vivir por ello haremos mención a todos aquellos grandes que pasaron por la Liga Mexicana del Pacifico que aunque no lideren ninguna estadística en su trayecto por Ligas Mayores llegaron a ser piezas claves en cada uno de sus equipos: Mike Piazza, Curt Schilling, Albert Bell, Matt Stairs, Dave Winfield, Scott Brosius, Mike Cameron, Dave Hollins, Dereck Bell, Kevin Mitchell, Vicente Padilla, John Kruk, Willie Akiens, Jeff Leonard, Aurelio Rodríguez, Vinicio Castilla, Fernando Valenzuela, Aurelio López, Jorge Orta, Esteban Loaiza, Miguel Ángel González, Rodrigo López, Ricardo Rincón, entre otros.


¿Es posible esta lista crezca en un futuro? Difícil más no imposible.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.